martes, 25 de marzo de 2008

Reportaje UNO: Animales en peligro de extinción

Y bien queridos niños, sabemos con certeza que es imposible decirles algo que desconozcan.
Ya saben que hay muchísimos animales en peligro de extinción, ya saben que cada año, el índice de extinción crece con la alta contaminación a la capa de ozono, a los mantos acuíferos y a las zonas naturales que desaparecen con creciente rapidez.

Sabemos, (puesto que nosotros no somos unos vejetes) que nunca van a ponerse a leer las investigaciones completas sobre la lista de animales en peligro de extinción y todos los factores que afectan los ecosistemas. ¡¡Que mega aburrido!!

Así que les haremos saber de manera muy directa y completa lo que sucede y, más importante aún, lo que podemos nosotros hacer al respecto.



Tan sólo en México existe el 10% de las especies de todo el planeta. DE éste 10%, alrededor de 50% son especies endémicas; es decir únicas de la república y además exclusivas de una sóla par
te de ella, como alguna isla o una costa específica.

Hay, según los registros de la
Norma Oficial Mexicana, NOM-059-ECOL-2001, 221 animales en peligro de extinción.

En esta cantidad increíble de animales en peligro están por ejemplo el águila arpía, la tortuga marina, el halcón peregrino, el loro cabeza amarilla, el mono aullador; etc, etc, etc.

Ahora ¿Porqué se mueren?

Por desgracia, las actividades humanas no son compatibles con la vida salvaje y son las que más amenazan a la fauna y la flora. Los entornos se fragmentan y con ellos caen y se degradan los ecosistemas. A la tala de árboles le sigue de inmediato un insidioso proceso de erosión y poco después ocurre una serie de modificaciones que reducen los bienes y los servicios ambientales, lo cual sumado propicia la extinción de los animales residentes en la zona.

De un año a otro se derriban 600 mil ha de selvas, bosques y otros tipos de vegetación nativa en México equivalentes a la desaparición de un campo de fútbol por minuto. La mayor parte de esta destrucción se justifica aduciendo fines económicos, como destinar tierras a cultivos o pastizales. Se puede afirmar que estos últimos son los enemigos declarados de los ecosistemas. También hay que agregar a la lista los incendios.

De esta manera, tanto la agricultura como la ganadería resultan particularmente destructivas. Adicionalmente, los lagos y los ríos están contaminando el entorno con sedimentos que arrastran con la fuerza de la lluvia y el viento.

A este frenesí de barbarie se añaden las actividades ilegales, como la compraventa de animales silvestres y la cacería furtiva. La enorme demanda de aves exóticas con fines decorativos para residencias y hoteles ha disparado el comercio clandestino y las ha convertido en mercancías codiciadas, por lo que su futuro es incierto, con graves consecuencias para las poblaciones y los ecosistemas.

Ahora, amigos míos, ya saben un poquito al respecto. No es todo.
Si están más interesados en saber toda la información; ya saben a dónde recurrir. Acá están los vínculos a visitar:

Investigación completa de animales en peligro de extinción en México

lo importante es que quieran saber... más aún, que hagamos algo al respecto.

3 comentarios:

Kim Manthurian dijo...

realmente espero que la gente aprenda a valorar lo que hay en el plantea, queridos hombres no somos dueños de nada, formamos parte del planta cuidarlo es nuestra responsabilidad. somos la diferencia entre el hoy y el mañana
la decision es tuya

belci zetino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
irving alejandro dijo...

Una pregunta como se llama la persona que hizo este reportaje?(es tarea)